Cita del día

martes, 30 de noviembre de 2010

Ampliación de la 1ª declinación

La 1ª declinación o temas en -a, está formada por palabras cuya raíz termina en *-/-. Ya en época temprana, en el dialecto jónico-ático la se cierra y se transforma en η. No obstante, en ático se mantendrá la precedida de ρ, ι, ε: ἀγορά, ágora; σοφία, sabiduría; θέα, diosa. Realmente, lo que ocurre en ático es una "retroversión" del cierre articulatorio en determinados contextos fonéticos. Por tanto, podemos hacer la siguiente clasificación:

       Temas en - o en -η: procedentes de temas no alternantes. Son femeninos (sust. y adj.) y masculinos (sust.)
       Temas en - / : procedentes de temas alternantes. Son femeninos (sust. y adj.) con η en genitivo y dativo singular

Dicho de otra manera, en esta declinación nos encontramos varios tipos tanto entre los femeninos como entre los masculinos, sean sustantivos o adjetivos, que se diferencian en el singular, pues es plural de todos ellos es el mismo.

 Temas en α pura
Femeninos y masculinos
Ante la -α del tema, tienen ρ, ι, ε (-α -ας / -ας -ου).
Son temas en - no alternantes
Temas en -α mixta
Sólo femeninos
Ante la -α del tema, no tienen ρ, ι, ε (-α -ης).
Son temas alternantes *-/- en singular
Temas en -η
Femeninos y masculinos
Llevan -η en el nominativo(-η -ης / -ης -ου).
son temas en - no alternantes

Para ver sus modelos de declinación, pincha este enlace.

Además, al igual que en la 2ª declinación, también aquí hay formas contractas. Estas surgen de la contracción de una vocal -α o -ε de la raíz con la desinencia, de modo que -α-‐ > y -εα- > η (o - ante ρ, ι, ε). Pueden ser tanto sustantivos como adjetivos (sólo los femeninos) y su única marca es que siempre son perispómenas (acento circunflejo en la última sílaba). Siguen este modelo palabras como Ἀθηνάα > Ἀθηνᾶ, γέα > γῆ, ἀργυρέα > ἀργυρᾱ (y no *αργυρή)


Ἀθηνάα > Ἀθηνᾶ
γέα > γῆ
Ἑρμῆς
Βορρᾶς
SING. 
Nom
Ἀθηνά-ά > Ἀθηνᾶ
γέ-α > γῆ
Ἑρμῆς
Βορρᾶς
Voc
Ἀθηνά-ά > Ἀθηνᾶ
γέ-α > γῆ
Ἑρμῆ
Βορρᾶ
Acus
Ἀθηνά-άν > Ἀθηνᾶν
γέ-αν > γῆν
Ἑρμῆν
Βορρᾶν
Gen
Ἀθηνά-ᾶς > Ἀθηνᾶς
γέ-ης > γῆς
Ἑρμοῦ
Βορροῦ
Dat
Ἀθηνά- > Ἀθηνᾷ
 γέ - > γῇ
Ἑρμῇ
Βορρᾷ
PL.
Nom
Ἀθηνά-αί > Ἀθηναῖ
γέ-αι > γαῖ
Ἑρμαῖ

Voc
Ἀθηνά-αί > Ἀθηναῖ
γέ-αι > γαῖ
Ἑρμαῖ

Acus
Ἀθηνά-άς > Ἀθηνᾶς
γέ-ας > γᾶς
Ἑρμᾶς

Gen
Ἀθηνά-ῶν > Ἀθηνῶν
γέ-ῶν > γῶν
Ἑρμῶν

Dat
Ἀθηνά-αῖς > Ἀθηναῖς
γέ-αις > γαῖς
Ἑρμαῖς



Observaciones:

1.   Al igual que en la flexión temática, las desinencias se funden a veces con la vocal -a final del tema, formando terminaciones en las que no siempre es fácil aislar por entero el morfema.
2. En el gen. y dat. sing. de los temas con nom. en - (tipo δόξα) encontramos η. Esto se debe a que, en el origen de estos temas, está un antiguo sufijo alternante *-y/-y, especializado en la formación de femeninos (tanto alfatemáticos, con desaparición de la yod, como δόξα, σφῦρα, como temáticos, por ejemplo λύουσα, λύσασα, βᾶσα, λελυκυῖα, μέλαινα): tenemos así τράπεζα, τράπεζαν, τραπέζης, etc.; ἀλήθεια, ἀλήθειαν, ἀληθείᾱς, etc. (Así se diferencian casos rectos de casos oblicuos, procedimiento arcaico heredado del indoeuropeo, aunque sólo en el sing., pues el plural toma por analogía la forma de los temas en -).
3. En gran número de palabras de los temas masculinos, el voc. sing. tiene una desinencia -α breve, que continúa una antigua alternancia en los nombres en -της (τοξότᾰ), en ciertos compuestos (γεωμέτρᾰ, μυροπῶλᾰ), en algunos nombres propios (Σκύθα, Πέρσα) y en algunos otros nombres comunes (νύμφᾰ, δέσποτᾰ –con retroceso del acento). Otros nombres de persona tienen voc. sing. en -η (Θουκυδίδης͵ voc. Θουκυδίδη).
4. Como en la flexión temática, el lugar del acento no varía en el curso de la flexión, salvo cuando lo impone la cantidad larga de la última sílaba: ἄνθρωπον, pero ἀνθρώπων; τράπεζα, pero τραπέζας. Sin embargo, el gen. pl. es siempre perispómeno en -ῶν, lo cual es sólo una excepción aparente, ya que procede de una contracción. En algunos términos hay rastros de la movilidad inicial del tono, que servía para oponer los casos rectos a los oblicuos, como es frecuente también en la flexión atemática: μία, μιᾶς.
5. Entre los masculinos, hay que notar la importancia del sufijo -της de agente, que forma muchos sustantivos en griego, como ποιητής o ναύτης, formas que tenemos documentadas en latín y en castellano como poeta y nauta.

Es fácil, también en esta declinación, reconocer la coincidencia entre las terminaciones de esta declinación y las de su equivalente latina:

a)   La flexión de los temas en -α coincide con los temas en -a.
b)  Las aparentes diferencias se deben a tratamientos fonéticos distintos y propios de cada lengua. Así el genitivo plural en la 1ª y 2ª declinación, en ambas lenguas, procede de una antigua forma indoeuropea *-sōm (propia de los pronombres) que, al unirse a los temas en -a, da -arum en latín, por el fenómeno fonético llamado rotacismo (paso de s a r entre vocales), mientras que en griego  la s entre vocales desaparece y *-άσων se transforma en -ῶν.
c) En el acus. pl. *-ams desaparece la nasal ante la -s y alargan las vocales en ambas lenguas.



Singular
Plural

No alternante
Alternante

Nom
* -ā > - / -a
* -ă > -α / -a
* -a-i > -αι / -ae
Voc
* -ā > - / -a
* - ă > -α / -a
* -a-i > -αι / -ae
Acu
* -ā-m > -ᾱ-ν /-am
* - ă -m > -α-ν /-am
* -ā-m-s > -ᾱς (<* -ᾰ-νς) / -ās
Gen
* - ās > -ᾱς / ae (por influencia de la 2ª)
* -ā -sōm > -ν / -arum
Dat
* -ā-i > - / -ae
* - ā-is > -αις / -is



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada